Impacta tu carrera profesional con Chino Mandarín e Inglés

La demanda de profesionales que cuenten con habilidades y experiencia en el manejo del inglés y el chino mandarín se han incrementado drásticamente, desde que Estados Unidos y China empezaron a tomar el rol de jugadores principales en la categoría de economía dentro del mercado mundial.

Manejar un segundo y tercer idioma amplían tu ventaja en el mercado de empleos, especialmente si se trata de los lenguajes maternos de las máximas potencias económicas que existen en el planeta, como en efecto lo son China y Estados Unidos.

Aparte, para todo profesional es necesario fijarse retos, metas y objetivos grandes. ¿Qué mejor manera de crecer y abrir puertas en el ámbito laboral que dominando más de dos idiomas? De hecho, está comprobado que los políglotas tienen ventajas al momento de realizar viajes de negocios, ventas telefónicas y por Internet que las personas que hablan apenas un idioma.

Presente y futuro

Estudios realizados por importantes universidades americanas concluyeron que el chino mandarín se convertirá en el idioma del futuro; mientras que el inglés representa a la lengua más hablada en el presente. Por consiguiente, a la hora de buscar empleo, dominar uno de ellos (¿por qué no los dos?) te dará ventaja por encima de los demás profesionales.

Es necesario mencionar que, por el contrario de lo que algunos individuos puedan creer, aprender a hablar mandarín no tiene mayor complicación. Como todo, requiere de dedicación y mucha práctica.

En la actualidad, son cada vez más los jóvenes de cualquier nacionalidad que, además del inglés, estudian chino mandarín. La tendencia permite inducir que en 30 años los negocios del mundo continuarán manejándose bilateralmente por estos idiomas, cosa que no puede tomarse a la ligera por parte de las empresas.

De hecho, el número de habitantes de China y países de habla inglesa representan no menos de la mitad de la población de profesionales que existe actualmente. Por consiguiente, para obtener mejores oportunidades de empleo y de negocio, conviene manejar como herramienta de comunicación, cuando menos, alguno de los dos.

Una inversión segura

 Capacitarse en clases de inglés y chino mandarín es una inversión para el futuro, que puede analizarse de dos formas: a manera de prevención; y asegurando un cupo entre los profesionales políglotas que han ampliado sus competencias y aptitudes a través del aprendizaje de los idiomas.

La globalización del mundo permite que las empresas posean oportunidades de negocio más allá de sus fronteras físicas. En ese sentido, si su lengua nativa es español, por ejemplo, conviene que amplíen sus horizontes y que puedan ofrecer sus productos y servicios en inglés y chino mandarín.

No hay duda de que incorporar el inglés y el chino mandarín a tu repertorio impactará positivamente tu carrera. De hecho, datos de la revista El Economista afirman que manejar un tercer idioma permite que las posibilidades de viajes y que los ingresos se incrementen hasta en 70%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *